Almacenaje de quesos
El ozono es un magnífico aliado en la industria del queso que evita el rascado y lavado. Destruye fácilmente a todo tipo de microorganimos, entre ellos los hongos que nacen en la superficie del producto.
Gz
Generadores de ozono completos. Incluyen compresor exento de aceite, sistema de filtración y sistema de desecado. Generación de ozono en núcleos cerámicos de alta frecuencia, con producción regulable.
Producciones hasta 15 g/h.

 

 

Ingeniería del Ozono SL, Zonosistem, diseña y fabrica generadores de ozono  para el tratamiento de cámaras y secaderos de queso.

 

Conservación de quesos en ambientes controlados

 

En la curación de los quesos es necesaria una humedad relativa elevada, del 80% al 97%. En estas condiciones el queso es especialmente propenso a la formación de moho en superficie.

 

Este moho, estropea y daña el aspecto del producto final, por lo que a menudo se elimina mediante lavado y raspado a fondo, lo que incremente los costes de fabricación por la mano de obra empleada, y además se retrasa la entrega del producto final.

 

Estas circunstancias ponen límite a la humedad relativa, tan imprescindible en su curación.

 

 
 

El Ozono, es un potente desinfectante gaseoso, que destruye fácilmente a todo tipo de microorganismos… es un magnífico aliado en la industria del queso, ya que:

 

·         Evita el crecimiento de hongos y mohos: al impedir la aparición de mohos, permite trabajar a humedades elevadas, con la consiguiente disminución de pérdidas de peso y el ahorro en el trabajo de raspado

·         Hace posible una mayor densidad en el almacenaje,

·         Desodoriza el habitáculo, evitando la impregnación de olores entre partidas distintas o la aparición de olores enrarecidos.

·         Ambiente más higiénico, para trabajadores y clientes

 

 

Además:

 

·         Es un tratamiento rápido y eficaz

·         Ecológico, que respeta el medio ambiente

·         Un tratamiento automático que no requiere mano de obra

·         Un tratamiento sin reposiciones, tan solo se alimenta de aire y electricidad

·         Mínimo mantenimiento y mínimo consumo eléctrico.

 

Para mantener el control microbiológico