Eliminación de gérmenes
El poder oxidante del ozono provoca la muerte de todo tipo de microorganismos de forma rápida. Pequeñas tasas de ozono hacen que el medio donde viven estos microorganismos sea letal para ellos. Se evitan infecciones y enfermedades.

 

Ingeniería del Ozono SL, Zonosistem, diseña y fabrica generadores de ozono  para el tratamiento de eliminación de gérmenes.
 
Potente germicida ecológico
 
El ozono gracias su potente capacidad de oxidación, destruye rápido y eficazmente los microorganismos (virus, bacterias, hongos y mohos) que permanecen sobre todo tipo de superficies, en fluidos, o bien flotan en el aire, asociados a pequeñas motas de polvo.
 
 
·         VIRUS: el ozono oxida la cubierta lipídica del virus destruyéndola. Así se modifica su estructura impidiendo la unión a su receptor.
·         BACTERIAS: el ozono las ataca mediante oxidación o destrucción directa de la pared de la célula con salida de componentes celulares fuera de la misma. Las bacterias mueren por la pérdida del citoplasma que sostiene la vida, este fenómeno se denomina OXIDACIÓN PROTOPLASMÁTICA. Dado que actúa de forma instantánea, el ozono no permite el desarrollo de cepas patógenas resistentes, un problema cada vez mayor para la industria de los alimentos frescos.
·         HONGOS y MOHOS: el ozono los elimina mediante su acción oxidante ya que provoca un daño celular irreversible. Pequeñas concentraciones de ozono son necesarias para obtener superficies libres de hongos, sin embargo, para destruir colonias ya existentes son necesarias concentraciones más altas. La actividad fungicida del ozono aumenta con el incremento de la humedad relativa
·         ESPORAS: el ozono a concentraciones ligeramente superiores a las usadas para el resto de las bacterias es capaz de acabar con la resistencia de las esporas. Las esporas son cubiertas que crean algunas bacterias y hongos a su alrededor cuando las condiciones ambientales son adversas, así permanecen en estado latente hasta que las condiciones sean favorables recuperando su metabolismo y su actividad.
 
Todos los desinfectantes necesitan un tiempo de contacto con el microorganismo para eliminarlo, la ozonización concretamente es el más proceso más rápido y efectivo que se conoce.
 
Su principal ventaja frente a otros tratamientos de desinfección, además de la efectividad y rapidez del tratamiento, es su carácter ecológico, que permite un desarrollo sostenible respetando el medio ambiente.
Además de desinfectar, renueva, purifica, depura y desodoriza aire y agua.